1º de mayo: Porqué no trabajar.

anónimx

Cuando comenzamos a elucubrar ciertas reflexiones en torno al abandono del trabajo, tal cual y como lo conocemos; Inmediatamente se nos viene a la cabeza una serie de críticas con respecto al peso de la realidad actual ¿Cómo dejar de trabajar si son tantas las necesidades las que nos agobian? ¿Dónde viviré? ¿Cómo me alimentaré? ¿Cómo pagaré las cuentas? Y un largo etc.

Al respecto existe una serie de argumentos y alcances a favor para reflexionar en dejar el trabajo. Trataremos de esbozar algo  lo suficientemente claro:

1.    Alcances Históricos: El 1º de Mayo es una fecha nacida para sabotear el trabajo, la explotación y cualquier instancia dónde se nos arrebate la vida en algún puesto laboral. No es una fecha para celebrar el trabajo, instancia adecuada para la alienación de una clase social y el enriquecimiento de unos pocos(as). “Los hechos que dieron origen al primero de mayo se remontan a 1886. Ese día y mediante una huelga general previamente acordada, varias organizaciones sindicales estadounidenses intentaron instaurar las 8 horas como máximo para la jornada laboral (en $hile llegaban incluso a las 16 horas). El gobierno norteamericano procedió a reprimir todas las manifestaciones y en una de ellas –motivada originalmente por un conflicto particular- , el 3 de mayo, cayeron varios obreros asesinados por la represión estatal. Al otro día y durante un mitin en la plaza de Haymarket, una anónima bomba fue lanzada como venganza contra las fuerzas de seguridad, muriendo en el acto un oficial de policía. Como contraataque, el Estado detuvo a los dirigentes obreros más conocidos de la zona. Esa redada culminó tras un largo y bullicioso juicio con la muerte en la horca, el 11 de noviembre de 1887, de cuatro anarquistas (Fischer, Engel, Parsons y Spies).

     Años después se comprobó que todos eran inocentes, evidenciándose la tesis de que en realidad todo había sido un plan para descabezar a las organizaciones sindicales. En Europa y en un congreso de la II Internacional se acordó decretar el Primero de Mayo como día de recuerdo <>. La fecha sin embargo, estuvo lejos de sólo ser  un día de silencio –como sugerían los socialistas-, en Estocolmo, así como en Barcelona y otras grandes urbes, los trabajadores fueron a la huelga general, la que repitieron en los siguientes años hasta que la Internacional se vio obligada a aceptar lo que los trabajadores forzaban con los hechos”.[1] De esta manera el 1º de mayo no es una fecha de celebración, ni menos del trabajo, es una fecha como lo debiera ser cualquier otra, donde se debiese conspirar, sabotear, agitar y buscar el conflicto con esta realidad. Las leyes sociales, laborales y de otras cuestiones son producto de la sangre y la auto organización de los de abajo, nada ha sido regalado, ni el Estado es humano ni la clase dominante, si ellos pudieran, aún mantendrían la esclavitud de cadenas y látigo, sin embargo aún somos esclavos del modelo, deudas, necesidades creadas, precariedades, comida, salud, vivienda; al parecer todo sigue igual o peor.

2.    Explotación Global: El trabajo tal cómo se conocía en los inicios del siglo XX, con una marcada distinción entre explotados(as) / explotadores(as), lujos de un lado y miseria generalizada por el otro, permitían un posicionamiento claro frente a tal realidad, prístinos inicios en cuanto a esbozos políticos sinceros, sin rodeos, claros y sin asistencialismo desde alguna institucionalidad reconocida por el Estado, cómo lo es hoy en día la CUT o algún sindicato apaga fuegos. Hoy vemos como una parte importante de los y las asalariadas(os) pertenecen a la nueva élite  post desclasamiento (ex pobres) (ingenieros(as), doctores(as), profesores (as) o cualquiera que haya hecho buena carrera en la obtención de un poco más de dinero que el mísero sueldo mínimo).

     El capitalismo es global; mientras en ciertas regiones del mundo se destruye la tierra extrayendo materias primas, en el otro extremo grandes masas laborales manufacturan a bajo costo (en su mayoría infantil) la materia prima extraída anteriormente, a su vez  claro que estos aspectos se conjugan entre sí en varias regiones satisfactoriamente, mediante una extracción-explotación simultánea. Los flujos de capital especulan a nivel mundial, los países representados por sus clases políticas se reúnen en grandes conclaves para decidir sobre las inversiones, el crecimiento y las prácticas mercantiles. Recientemente en Chile se efectuó la cumbre de Estados Latinoamericanos y el caribe junto a la Unión Europea (CELAC-UE), con el propósito de agenciar la extracción y explotación planetaria del futuro. Gobernantes reunidos para alfombrar el piso a las inversiones, idear leyes laborales ad-hoc, ambientales, etc. Y en paralelo celebrándose exitosas reuniones entre las castas empresariales de cada país. Todo un acto ecuménico de camaradería que se da a sí misma la clase dominante y el poder de todo el orbe. Las fronteras, la nación, la bandera, las diferencias de color, religiosas, idiomáticas,  ya son temas ajenos a su gran alianza criminal; Parecieran ser ficciones que ellos ya no se creen, más las utilizan aun para alienar y colonizar las mentes de la gran mayoría.

3.     Trabajo y Obrerismo (esencial para el Capitalismo): Por otra parte es necesario recalcar que las organizaciones a la usanza obreril han quedado cortas en el mejor de los casos y/o  ya están intervenidas, institucionalizadas, cooptadas en sus reivindicaciones a los márgenes de las reformas, desprovistos de toda capacidad de acción directa. “El obrerismo es obsoleto porque la producción capitalista lo ha superado. Basta observar el hecho de que incluso la reproducción de la cultura es prácticamente compartida, ya que en la actualidad explotadores y explotados ven el mismo programa de televisión y desean los mismos artículos de lujo: en el pasado esa  pseudo-homogeneización hubiera sido imposible. De todas formas también es peligroso que la perspectiva de clase, cuando no cede al populismo, ceda al obrerismo, aún en nuestros tiempos. Comprendemos que la ideología del obrerismo es ya obsoleta, pero también comprendemos que la posición de los trabajadores sigue siendo fundamental para cualquier intento de revolución. ‘El obrerismo es una forma de ideología capitalista, endémica entre los autodefinidos revolucionarios. Es una ideología que fomenta la aceptación de la relación labor-sueldo entre individuos que se han dado cuenta de la explotación que ésta conlleva. Es, por lo tanto, una de las más elevadas formas de alienación’.”[2]

4.   Recuperar nuestras vidas? (nunca han sido nuestras): Por último cuando hablamos de trabajo, estamos hablando de una época en la vida para la cual el sistema ya nos tenía preparado un sitio. Primero es nuestra familia la que debe trabajar para alimentarnos y crecer fuertes, luego debe seguir alimentándonos, enviarnos a la escuela para educarnos en la cultura nacional, efemérides patriotas, conceptos de ciencia positiva y una gama de saberes para la reproducción de la ideología dominante y del Estado. Con alguna posibilidad de crédito o esfuerzo familiar conjunto podemos llegar a la universidad, especializarnos en algún área reproductiva del orden dominante, ya sea ahora siendo tú un profesor(a), un ingeniero(a) que trabaje en la industria, un médico que mantenga de mala manera nuestros cuerpos aptos para salir día a día a la jornada laboral, etc. De modo contrario a estas lógicas, existe el camino de la ilegalidad, el ser refractario(a) a la normalidad impuesta, se puede traficar drogas y se estaría siendo mercantilmente adepto al flujo de dinero-consumo, pero moralmente ilegal; o se puede no contribuir y recuperar lo consumido, pero de todas maneras dinamizar de algún u otro modo la economía local. En ambos casos, ya sea con drogas o atacando a la propiedad se estaría incurriendo en un salto cualitativo fuera del orden establecido, para lo cual está el depositorio de refractarios(as): La Cárcel. Institución que últimamente  ha encontrado en el sistema mercantil neoliberal la forma de extraer plusvalor de las personas incluso estando encerrados(as), se trata de las cárceles concesionadas a privados, donde el preso(a) es un cliente más, recibiendo la empresa privada a cargo de la construcción y administración del centro de tortura una subvención por persona secuestrada.

Se trabajan 8 horas y más para poder ser estable en este orden y no pasar precariedades, de lo contrario se puede sobrevivir a duras penas en las calles, comiendo de vez en cuando, todo esto claro después de haber perdido casa, bienes y otras cosas más (aunque no lujos).  Dicho de otra manera, desde que nacemos, estamos obligados(as) a ser funcionales al orden social, cultural y mercantil capitalista, y esto no tan sólo de forma económica, sino también social. “Independientemente de la posición de cualquier proletario particular en el aparato productivo, es de interés para la clase dominante que todos(as) tengan un rol, una identidad social que sirva en la reproducción de las relaciones sociales. La raza, el género, la etnicidad, la religión, la preferencia sexual, la subcultura-todas estas cosas pueden, efectivamente, reflejar diferencias muy reales y significativas, pero todas son construcciones sociales para canalizar estas diferencias en roles útiles para el mantenimiento del actual orden social”.[3]

Mientras el sistema socio-económico está diseñado para sojuzgarle la vida a una mayoría mundial, esa última mayoría, mediante un proceso de dictaduras militares, matanzas y un evidente tratamiento de shock , tristemente ha naturalizado y normalizado su condición de sometimiento-imposición.

Y es justamente por ello que la libertad suena a utopía cuando no se sabe lo que es ser libre, o peor aún, cuando jamás se ha saboreado siquiera.

Palabras finales o para sembrar un grito en el inconsciente

–             Es patente que estamos trabajando para una minoría que se enriquece día a día.

–       El trabajo es una actividad autómata para la cual nacemos. Somos un engranaje perfectamente ideado en la ingeniería socio-económica de la clase dominante.

–       Auto-organizarse para luchar desde de las esferas sindicato-obreriles es sólo un aspecto de la generación de revueltas generales. El proletariado se ha des-configurado dando paso a la figura humano-animal que puede emanciparse por la liberación total en busca de mejores condiciones de vida para el hoy, el ahora y siempre  que la situación se mantenga. aumente de intensidad.

–       Existen formas de evadir el trabajo apatronado, sin embargo el intercambio mercancía-dinero no. Las actividades autogestivas que realizan compañeros y compañeras muchas veces son de autofinanciamiento en el mejor de los casos, lo que si motiva tras de esto es una clara posición hazlo tú mismo, en estas y muchas acciones más.

–       Autoorganizarnos, independiente de cualquier actividad que hagamos, sea en un trabajo formal o no, es tanto o más necesario ya que las formas de opresión inciden en todos los aspectos de la vida.

–       Dejar de trabajar entregando nuestra salud, abandonando el deterioramiento de nuestros cuerpos, obteniendo el goce de nuestro tiempo es hoy una excelente opción para iniciar una práctica emancipadora.

–       Pagar cuentas, colegio, universidad son aspectos propios de estar inmersos en la normalidad que esclaviza, porque en menor medida se trabaja para sí mismo, en mayor medida se trabaja para mantener el orden social desigual capitalista.

–       Aspecto aparte es la vivienda, como obtener donde vivir debiera ser y es un gran motivo de lucha desde siempre, obtenla como sea, pero obtenla, no la pagues, págala, tomate un terreno, okupa una casa abandonada, etc. Las opciones son variadas en cuanto al lugar donde desarrollarnos. El tema es atreverse, como en tantos otros aspectos. Es una decisión fácil cuando existe posicionamiento.

 Antes de cuestionarnos por qué pensar en no trabajar, sinceramente deberíamos cuestionarnos por qué trabajamos, por qué no se cuestiona el hecho de entregar la vida en un trabajo que ocupa más del 75 por ciento de nuestras vidas, no disponer de nuestro tiempo con los seres que amamos, ah! Pero cómo disfrutar si no tenemos dinero, pues bien, se debe dejar de disfrutar en el capital, en la enajenación y en nuestra propia alienación. Difícil, comencemos por uno(a) mismo(a). La libertad de una persona continua con la libertad de otra, mientras un ser en esta tierra no sea libre, pues nadie lo será!

[1] Muñoz Cortéz, Victor. 1º de Mayo de 1899: Los anarquistas y el origen del “día del trabajador” en la región Chilena. Por la Libertad Ediciones, Santiago, Chile, ábril 2012. Pág. 19-20.
[2] Cuadernos de Negación #2, julio, 2009. “El obrerismo es obsoleto”, pág 15.
[3][3] Wilful Disobedience, De Proletario a Individuo, pág.6-7.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s